Jardín nocturno

Ya es de noche en el jardín
-¡el agua en sus atanores!-
y sólo huele a jazmín,
ruiseñor de los olores (…)
Antonio Machado

Pasear es un privilegio
por nuestros jardines y playas
cuando el sol entibia la luna
de esta «Valencia
de finas torres
y suaves noches».

Adoro el leve olor a mar
y el de la arena
cuando la baña;
me deleita el del azahar
y el de la roca
cuando la riegan,
abriendo el arrebatador
aroma a menta
en las rocallas.
Pero no me gusta el jazmín,
esa fragancia
tan calculada
que eclipsa a todas las demás.

Desgraciadamente, hay jazmín
en casi todos los jardines,
ocultando con su perfume
el de otros muchos
que aunque más tenues,
son más profundos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *