Obra

libres

Actualmente estoy trabajando en dos proyectos que me propongo publicar pronto.

En primer lugar, estoy escribiendo Libres sobre la tierra, un ensayo literario que comenzó como uno de esos gritos que llegan a la garganta sin parecer que vayan a decir nada concreto, pero que según van saliendo, van tomando forma: primero una palabra, después una frase y finalmente todo un discurso que escucho asombrado. Y, aunque el texto tiene la riqueza de ideas de un ensayo y la intensidad emocional de un texto literario, aún conserva la fuerza del grito inesperado. En él cuento que me siento parte de una generación que no encuentra las palabras precisas para dar forma a su proyecto común, porque las que tiene a su disposición son demasiado confusas. Sin embargo, todavía es posible renovar las metáforas, los mitos, los símbolos y los códigos de la humanidad, y comenzar juntos un nuevo ciclo en el que nuestras libertades, en vez de dividirnos, se sumen a las de los demás.

En segundo lugar, hace tiempo que me tengo ganas de ordenar los poemas que ya tengo y escribir nuevos en torno a un poemario que bien se podría titular Un ser humano, explorando la idea de que en cada ser humano resuena toda la humanidad.